viernes, 17 de septiembre de 2010

Excelencia Operacional y Empresas Familiares

Normalmente asociamos el termino excelencia operacional con grandes empresas dispuestas a invertir millones de pesos o dólares para contratar consultoría de alto calibre que les permita desarrollar sistemas que les garanticen la excelencia en sus operaciones, pareciera que se trata de un lujo que solo algunas empresas pueden pagar y con ello solo ellas podrán sobrevivir a los vaivenes de una economía cada vez más globalizada y por lo mismo inestable, no obstante el 90% de la población económicamente activa se desarrolla día a día en empresas más modestas, las llamadas PyMEs que aparecen cada día con mayor frecuencia y son el motor de la economía en este país (México) y me aventuraría a comentar que incluso en muchos otros países de Latinoamérica, cabe desatacar que la mayoría de estas empresas son administradas por la misma familia que las hizo crecer o aparecer en el inicio… y ¿cómo no?, pues como reza el dicho “al ojo del amo engorda el caballo” y entiendo perfectamente a estas personas pues su esfuerzo y sudor les ha costado para poder sostener su empresa pero eso sería lo menos cuando recordamos también el nivel de riesgo que han asumido al invertir para lograr su sueño, todo lo anterior es muy loable yo en lo personal admiro y respeto enormemente a quienes han logrado inteligentemente llevar a buen puerto sus empresas a pesar de todos los factores de los que no tienen control, como las decisiones gubernamentales que afectan tanto sus operaciones productivas como financieras y es justamente por eso que me atrevo a comentar sobre el tema el día de hoy.
 
Quiero comenzar por hacer una aseveración y es la siguiente: “La Excelencia Operacional es Para Todos” dado que la excelencia no es una certificación, una estatuilla o una máquina que haga mejores negocios, se trata de algo mucho más sencillo, se trata de “Actitud” . Exacto! Esa Actitud que se refleja en una genuina intención de generar progreso para quienes colaboran en su sistema (cuando dijo sistema me refiero a su negocio, al sistema que se tiene para generar riqueza), se refleja en la genuina intención de generar lo que personalmente llamo “Calidad de Vida en el Trabajo” y esa calidad de vida se logra una vez que usted ha logrado estabilizar su sistema tal que puede y sabe como manipular las variables de dicho sistema a su gusto para lograr el resultado deseado, entonces ¿Qué es lo que evita que logremos sin hacer millonarias inversiones la excelencia operacional? Aquí los errores más comunes que me encuentro en las empresas familiares que me daré el gusto de englobar en las llamadas mipymes (micros, pequeñas y medianas empresas).
 
Errores Comunes que Impiden la Excelencia Operacional:
 
1. Desde mi humilde punto de vista el más común de los errores es el no actualizarse y seguirse educando sobre todo en las tendencias y conceptos de la industria en la cual están involucrados, pueden ser muy buenos conociendo el negocio en el que están, empero conocer el negocio, el como se comporta el mercado, etc., no significa o garantiza que sean expertos financieros, expertos manufactureros, expertos en logística o demás temas, por ello es importante educarse en esos temas, no con la finalidad de dominar el tema, solo de estar enterado y educado al respecto.
 
2. El siguiente error es no invertir en capital humano desde el momento de su contratación y después de la misma en el desarrollo de las capacidades o potencialidades vocacionales de su personal, es común encontrar directores generales o dueños de empresas que no confían más allá de dos muy cercanos colaboradores y se hacen juicios erróneos (no en todos los casos) de quienes están plenamente comprometidos en lograr el éxito de la operación, por otra parte el buscar personal barato también lleva a obtener resultados baratos, sin embargo si contrata personal de primer nivel también habrá que darles libertad de movimiento para que puedan darle los resultados esperados, recuerde que contrató al experto y piense que él le dará buenas recomendaciones, pero contrate a un experto no al compadre que dice serlo, no es raro encontrar una empresa familiar con su staff gerencial compuesto por primos y amigos que no entienden ni la “O” por lo redondo sobre el negocio.
 
3. El clásico error que siempre está presente y no es por descuido o negligencia sino más bien porque dan por sentado que todos en su organización saben que hacer, es la falta de roles y responsabilidades (tema que ya eh comentado en un par de artículos anteriores) el hacerle saber a su equipo de trabajo a que está sujeto a cuentas lo hará mucho más eficiente ya que todos sabrán en que enfocarse puesto que ellos tendrán claramente definido que es lo que la gerencia o dirección general espera de sus actividades y el director sabrá exactamente que preguntarle a quien.
 
4. El típico error de las empresas familiares es pensar que su sistema y/o equipo de trabajo no está lo suficientemente maduro para llevarlos al siguiente nivel de precisión de su operación, cuando se les ofrece crecer, mejorar, etc., 98 de 100 argumentan que no es el momento adecuado porque su gente y sistema aún no tienen la madurez necesaria, ¿están seguros que es su gente y sistema los faltos de madurez?
 
5. Un sistema de micro gerenciamiento es típicamente usado por las empresas familiares ya que quieren tener control en todo momento sobre todo lo que está sucediendo y fuera de tener su sistema bajo control lo único que logran es estresarlo a tal nivel que sus colaboradores terminan despidiendo al jefe, es decir, renuncian… se van.
 
6. La falta de un sistema de medición confiable y estandarizado es normal encontrar en este tipo de empresas, sistemas de medición holístico que permita conocer el pulso del negocio en tiempo real, recordemos que cuando el reporte llega al escritorio del director general ya es demasiado tarde.
 
7. Finalmente para mi gusto el más grave de todos es: Creer que ellos como directores generales o dueños son el sistema , y esto es tema de un artículo completo ya que este tipo de error tiene connotaciones culturales más que educativas y es aquí donde se pone a prueba el estómago del empresario ya que para corregirlo se requiere de “delegar” hasta el grado que las operaciones del negocio se le dejan a un experto mientras que el empresario se dedica a lo que sabe hacer mejor que nadie en su organización… a ser empresario.
 
Estoy seguro que habrá muchos otros factores que impiden la excelencia operacional, la satisfacción total de los clientes, los accionistas y los empleados, no obstante se pueden lograr bastantes avances trabajando en estos temas y es aquí donde quiero darles la buena noticia y es que todo lo anterior tiene solución como ya pudieron intuirlo además lo mejor es que no toma mucho tiempo para corregirlo, en los siguientes artículos tratare de explicar cómo pueden trabajar cada uno de estos errores, por lo que espero no solamente ser un crítico, en realidad mi honesta intención es llegar a brindar un poco de ayuda para solucionar problemas comunes, claro está que si usted tiene alguna necesidad en específico no dude en contactarme quizá podamos hacer algo juntos y si es así entonces este esfuerzo ya se habrá pagado. Saludos, espero que podamos coincidir en esta página próximamente, como siempre le digo, aprecio enormemente sus comentarios y los agradezco de antemano, saludos y un fuerte abrazo.